Proyecto Almoloya-Bastida: descubrir una civilización de la Edad del Bronce (Arqueología)

El objeto de estudio del proyecto es la sociedad o “cultura” de El Argar. La cultura del Argar tiene papel protagonista en el conocimiento de la Prehistoria reciente en España, y es considerada una de las culturas más relevantes de la Edad del Bronce en Europa. El Argar no es una cultura arqueológica más. Su principal característica fue la instauración de agudas desigualdades políticas y económicas, hasta el punto de haber sido calificada como uno de los primeros Estados de Europa. Relevancia patrimonial, cultural y económica.

Periodo

Edad del Bronce en el Mediterráneo occidental, aproximadamente entre 2200 y 1550 antes de nuestra era.

Institución

Universidad Autónoma de Barcelona. Facultad de Filosofía y Letras. Departamento de Prehistoria.

Web y redes sociales

http://grupsderecerca.uab.cat/asome/ca
http://www.la-bastida.com/inicio/index.html
http://www.elargar.com/inicio/
https://es-es.facebook.com/LaBastida.Totana/
https://www.ruta-argarica.es/

Investigadores principales

Dr.Vicente Lull
Dr. Rafael Micó
Dr. Cristina Rihuete Herrada
Dr. Roberto Risch

Ubicación

La Bastida (Totana, Murcia).

UBICACIÓN

RESULTADOS

  • Genética y genealogía de las poblaciones de la península Ibérica.
    Según la hipótesis dominante, grupos mayoritariamente masculinos y de carácter guerrero originarios de las estepas norpónticas colonizaron Europa y reemplazaron a los linajes masculinos ancestrales a partir del III milenio antes de nuestra era. Nuestros resultados cuestionan esta interpretación a favor de un modelo de sustitución de poblaciones a medio plazo que pone el énfasis en las relaciones de parentesco y el dominio masculino. Residencia postmarital en mujeres y hombres con relación entre consanguineidad y acceso a la riqueza.
  • Agricultura, ganadería y dieta.
    La comunidad de La Bastida consumía cereales cultivados en parcelas de secano fertilizadas con abono animal: se constata por vez primera la imbricación entre agricultura y ganadería en la producción subsistencial.
    La élite consumía una dieta más rica en carne: las diferencias sociales se reflejaban también en la alimenta. Mortalidad infantil, destete y salud femenina.
  • Urbanismo: la revolución de las ciudades.
    Aglomeración humana. Con una extensión de 5 hectáreas totalmente edificada, albergó un millar de habitantes, fue el asentamiento más densamente poblado de la península ibérica y el primero en afrontar con éxito el gobierno de grandes colectividades.
    Fortificación monumental. La arquitectura y disposición de los elementos defensivos de La Bastida la convierten en un ejemplo único en la Europa prehistórica.
    Ingeniería y gestión del agua a gran escala. Integrada en la trama urbana de uno de los barrios de La Bastida, se habilitó la mayor estructura de almacenamiento de agua de la prehistoria europea: una balsa con capacidad para más de 300.000 litros de agua. A este y otros depósitos se añade un acueducto subterráneo tallado en la roca de más de 70 m de longitud.
    ¿Capital o metrópoli? La Bastida llegó a ser una auténtica capital que centralizaba alimentos, materias primas y recursos humanos de un territorio de 3.000 km2.
  • El “Primer Parlamento europeo”: la arquitectura del gobierno y del poder.
    Las excavaciones recientes en La Almoloya han sacado a la luz uno de los primeros recintos en Europa especializado en la actividad política. En esta “Sala del Parlamento”, unas decenas de líderes gobernaban la vida de miles de personas.
  • Ideología, identidad y espectáculo: la muerte en casa. La sociedad de El Argar ofrece la posibilidad única de conocer tanto los espacios de vida como las tumbas, ubicadas bajo el suelo de las habitaciones. Hemos descubierto más de 200 sepulturas. El estudio de esqueletos y ofrendas revela profundas diferencias económicas entre las personas, y nos informan sobre la importancia de haber nacido mujer u hombre: una complejidad insólita para su época en suelo europeo.

FOTOS

Fundación Palarq Autor: Fundación Palarq
La Fundación Palarq es una entidad privada y sin ánimo de lucro que se crea con la finalidad de apoyar las Misiones en Arqueología y Paleontología Humana Españolas en el extranjero, excluyendo Europa, dentro de una perspectiva que abarca desde la etapa paleontológica a las épocas prehistóricas y las históricas en interés monumental